La Herencia Legendaria… Presentación Revista Apología N° 17


Lectura de poemas a cargo de David Chulque, Juan Rodríguez y Agustín Gaite.

Feria Revista Apología (además del nuevo número se venderán los últimos ejemplares que quedan de los números anteriores).

Feria Editorial Tercer Mundo.

Presentación Poster Apología (4 tintas) por Contramano Serigrafía. 

Cerveza Artesanal & Comida Casera.

Miércoles 14 de Diciembre. 21 hs. El Trocadero. Santiago 989. Entrada Gratis


En este Número:

-Flor & Piedra. Recorridas por los cementerios de Rosario.

-La Clausura de las Pibas.  Periferia y Feminidad.

-Duendes del Territorio Fantasma. Deriva por la abandonada estación ferroviaria Rosario-Oeste.

-Punto del Centro. Investigación del Paisaje Cotidiano. Tercera Entrega.

-Pop Reaction. el devenir de "Lo Popular". 

-“Hay mucha información y no toda se comunica porque no hay comunión”. Entrevista con Sebastián Castro Rojas.

-Entre libros y muertes violentas. La Educación primaria en la cárcel de menores, formalmente llamada IRAR.

- “Decilo como quieras, total el mundo te va a entender”.  Entrevista con Juan Rodríguez, Agustín Gaite y David Chulque, poetas de la ciudad de Rosario.

-La Rutina. Relato.

- Los pibes de la esquina.  Rescate de testimonios Barrio Las Flores.

-El fino arte de la gentrificación y la degentrificación. El desembarco del mercado del arte en las zonas marginales de una ciudad como puntapié inicial del negocio inmobiliario. Apuntes desde New York. 


Lo legendario(a modo de editorial)

Esto no es una revista. Calles esquinas recovecos y avenidas. Acá los títulos, los textos,  las imágenes y el diseño son el disfraz con que se viste lo que de verdad importa. Tragos caminatas bares y naufragios. No se trata de contar la actualidad porque la actualidad no existe. Encuentros conversaciones risas y trincheras.  Los subrayados, los recuadros, las editoriales y las entrevistas son puro invento como todo en este mundo.

El pecho renegado abierto al misterio y otra vez la mano amiga sincera y extendida. 

No estoy solo cuando ando solo porque hay murmullo de banda latiendo en mis palabras y los atajos milagrosos que siguen mis pasos los cantaron mis compadres con su elocuente silencio.

Suena en la tarde la campana del recuerdo y comprendo entonces que nada olvidaré.

Ni al viejo loco que me inventó una ilusión que hoy es destino y lugar al que vuelvo ahora que ya no hay donde volver; ni al callejero número uno que de tan callejero levantó las baldosas de las avenidas buscando la llave que abra el corazón hermético de la ciudad; ni al poeta muerto cuya voz grabé en un cassette que se perdió en algún rincón del alma.

Cielo que amontono en mis manos, fantasmas del humo de mi cigarro…

Aún guardo las lágrimas que inventé cuando los vi partir. Calles en las que fuimos maravillosos esperan volver a vernos —tanta es mi tristeza y tanta es mi ternura—. Ansias de aventuras que no mueren. Sol enorme en la tarde de los hombres y las mujeres. Nubes donde se trepan los muertos para seguir rompiendo los pelotas, así como debe ser. Lluvia humilde que lava el dolor.

Las únicas noticias posibles son las que dan cuenta de lo legendario.

Porque nada nuevo hay bajo el sol y la tierra permanecerá siempre.

El mundo es la esquina.

Y ahí nos encontraremos. Donde van los que quieren conmoverse de conversaciones. Donde sólo se puede perder el tiempo porque ya no hay tiempo para perder en giladas.

S. Beretta

En homenaje a Fito Cavalli (El Caudillo Salaíto) y muchos más.